Día 308 (19 de Febrero)

 In

El líder campesino Medardo Mairena, uno de los más de setecientos presos políticos del régimen de Daniel Ortega, tendría que vivir tres vidas  de 72 años cada una para cumplir la condena de 216 años y tres meses que le impuso el juez orteguista Edgar Altamirano, titular del Juzgado Noveno Distrito Penal de Juicio de Managua.

El judicial también condenó al campesino Pedro Mena Amador a 210 años y tres meses de prisión; y a Luis Pineda Icabalceta, a 59 años y tres meses de prisión por terrorismo, crimen organizado y otros delitos por hechos ocurridos en Morrito, Río San Juan.

A Mairena y Mena los condenan por el asesinato de cuatro policías y un profesor durante el supuesto ataque contra una delegación policial de Morrito, Río San Juan, aunque los condenados no estaban en el lugar, porque participaban en una marcha en Managua.

Además, los policías sobrevivientes dijeron ese 12 de julio, día de la masacre policial, que quienes dispararon contra ellos fueron los paramilitares y miembros de la Juventud Sandinista porque no quisieron atacar la marcha de los autoconvocados que pasaba entonces frente a la Alcaldía de Morrito.

“Esta sentencia es la más irrisoria de las dadas a los autoconvocados. Se nota la saña contra los campesinos, porque el juez impuso penas más allá de las solicitadas por el Ministerio Público. Son ilegales totalmente, este es un juez inquisidor”, expresó Julio Montenegro, abogado de los autoconvocados.

Fuente: LaPrensa