Día 1,153 - 13 de Junio 2021

Día 1,153 - 13 de Junio 2021

* Policía de Nicaragua detiene a otros cuatro líderes opositores; suman 12 en menos de dos semanas: La Policía Nacional de Nicaragua informó este domingo que detuvo a la exguerrillera, historiadora y fundadora del Movimiento Renovador Sandinista (actualmente partido Unamos), Dora María Téllez Argüello; a la presidenta del partido, Suyen Barahona; a Ana Margarita Vigil Gurdián, activista de la Unidad Nacional Azul y Blanco, y al general en retiro Hugo Torres Jiménez, militante del Movimiento Renovador Sandinista, los cuatro bajo acusaciones de ser investigados de conformidad con la Ley No. 1055 “Ley de Defensa de los Derechos del pueblo a la Independencia, la Soberanía y Autodeterminación para la Paz”, con lo que suman 12 líderes opositores arrestados en menos de dos semanas.

CNN está intentando comunicarse con los abogados de los detenidos para conocer su versión sobre estos hechos. Los cuatro han expresado críticas al gobierno del presidente Daniel Ortega, especialmente a partir de las protestas antigubernamentales de 2018, que el gobierno vincula con un presunto intento de golpe de Estado financiado desde el exterior.

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos condenó este domingo la detención arbitraria y allanamiento en la casa de Dora María Téllez y Ana Margarita Vigil.

* Ortega desata una feroz persecución política en Nicaragua para mantenerse en el poder: Las palabras del fallecido comandante Tomás Borge, oscuro y temido personaje de la revolución sandinista de Nicaragua, parecen hoy salidas de una sombría profecía. Daniel Ortega recién se había instalado de nuevo en el poder en 2007, cuando Borge sentenció: “Todo puede pasar aquí, menos que el Frente Sandinista pierda el poder… cueste lo que cueste”. Y el costo ha sido alto, con una estrategia política de tierra arrasada, en la que el exguerrillero sandinista nacido de la lucha contra la dictadura de Somoza está dispuesto a eliminar a cualquier adversario o acallar todo tipo de disidencia. Ortega se ha instalado en la represión y la persecución política para mantener el poder en el país centroamericano, a través del control del aparato de justicia, eficiente a la hora de levantar casos contra los opositores; la instrumentalización de la Asamblea Nacional, a sus órdenes para aprobar leyes que criminalicen la crítica y, sobre todo, su dominio sobre la Policía Nacional, el órgano represivo del régimen. “Eliminar toda candidatura, toda oposición, es el objetivo de una dictadura en agonía. Por eso recurre a la represión masiva. Nada le ha funcionado”, ha dicho Dora María Téllez, exguerrillera sandinista, otrora compañera de armas de Ortega y hoy voz crítica desde la oposición, detenida el domingo en Managua.

El periodista Carlos Fernando Chamorro ha catalogado esta nueva escalada represiva del régimen como “un nuevo golpe de Estado contra el derecho constitucional de los nicaragüenses a elegir y ser electos en libertad”. Para Chamorro se trata de una estrategia con dos posibles fines: mantenerse en el poder por la fuerza, porque unas elecciones libres representan “una amenaza letal para la sobrevivencia del régimen”, o instaurar en Nicaragua una dictadura bajo un estilo parecido al de Cuba y Venezuela. Dos escenarios que cumplen la sombría profecía del fallecido comandante Borge, de que el Frente Sandinista debe mantenerse gobernando en Nicaragua “cueste lo que cueste”.

* Aliada o injerencista: La ambigua relación histórica del FSLN con la OEA: “Injerencia”. Es la palabra más usada por el régimen de Daniel Ortega cuando se refieren a una resolución desfavorable que sale desde el seno de la Organización de Estados Americanos. Pero en 1979, un pronunciamiento emitido tras la Decimoséptima Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores fue parte de lo que provocó las condiciones de la caída de la dictadura somocista. En aquel entonces, la OEA si fue útil para los sandinistas.

Para este próximo 15 de junio, está convocada una nueva reunión del Consejo Permanente de la OEA, para “abordar la situación de Nicaragua”, a solicitud de Brasil, Canadá, Chile, Costa Rica, Estados Unidos, Paraguay, y Perú. “Durante la reunión se discutirá el Proyecto de resolución La situación en Nicaragua”, según indica la convocatoria realizada por la página oficial del organismo.

En una entrevista en Confidencial Radio, transmitido por Radio Corporación, el exembajador alterno ante la OEA Mauricio Díaz, expresó que “conociendo la naturaleza de este régimen, una probable resolución de suspensión lo pueden presentar como una victoria. Pareciera que Nicaragua está anclada en el tiempo. Pareciera que llegamos a 1978-1979, que seguimos atrapados en esa lógica de guerra y confrontación, luchas intestinas y la falta de libertades de un régimen que nos quiere negar el derecho a votar”.

Fuentes: CNN, El País, Confidencial

Utilizamos cookies para darte la mejor experiencia en nuestra web. Puedes informarte más sobre nuestra política de privacidad aquí

¿Antes de irte, te gustaría suscribirte?

Cerrar